Facebook Twitter
pornodingue.net

¿Una Nueva Sexualidad En Un Mundo Posfeminista?

Publicado en Septiembre 18, 2021 por Otha Conzemius

No es un asunto pequeño que las niñas sigan siendo juzgadas por sus capacidades reproductivas y qué tan bien encaja en la versión pro-social de Nurturer. Sin embargo, mientras que algunas mujeres negarían la tensión que puede traerlo todo ', también reconocen la desigualdad de la división laboral dentro y más allá del hogar que es el origen de tal estrés. El derecho básico a la igualdad de oportunidades permanece independientemente y es una batalla que aún se libra.

¿Qué hay de la sexualidad femenina en la generación de la hija de nuestras madres? Es una vieja noticia que la píldora anticonceptiva permitió a las mujeres sin libertad sexual sin precedentes. Pero, al igual que toda la polémica del lugar de trabajo/vida en el hogar, las mujeres son denigradas y castigadas por las elecciones que toman bajo la bandera de la liberación sexual, si estas elecciones no se han sentado perfectamente dentro de la visión tradicional de la sexualidad femenina. "Las mujeres agradables no" podrían ser un cliché, pero su juicio negativo implícito sigue siendo ocupado en el mundo.

Sin embargo, a pesar de esto, algunas mujeres eligen mantener su sexualidad en los arenas tradicionalmente masculinas, desafiantes argumentos feministas del siglo XX de que las mujeres solo están siendo explotadas si trabajan en la industria del sexo, por ejemplo.

Entonces, ¿qué hay de la nueva postura post-feminista, el sector sexual puede ofrecer la oportunidad de que las mujeres mantengan el control y el poder sexuales? En lugar de víctimas y manipulación, muchos argumentan que es un reclamo de la mujer, una victoria radical contra el estigma asociado a la sexualidad femenina en el mundo dominado por los hombres. Ya sea que esté de acuerdo o no, un bailarín de laps es el que tiene todo el poder, o piense que la pornografía para las niñas no es simplemente blanqueando el problema más grande, una cosa es segura, las mujeres están sacudiendo la vergüenza asociada a la sexualidad femenina .

Un área donde esto es evidente, quizás más que cualquier otro, es la web. Sería justo admitir que la proliferación de pornografía en la web global atiende en general para los hombres, y las conversaciones de larga data sobre si es explotador es absolutamente legítimo. Sin embargo, sería absurdo pensar que la hembra de la especie solo alberga un deseo de sexo procreativo, matrimonial y de la posición de misión; Con el aumento de la apertura a un inframundo de deseo sexual, una vez secreto, las mujeres reclaman sus deseos sexuales y los cumplen en línea.

Dispuesto a disfrutar de un material explícito si eligen, las mujeres también eligen salir del surf voyeurista y ponerse activo: hay un número creciente de sitios web de citas en línea que atienden especialmente al mercado "principal". A medida que florece el negocio en auge de las citas en línea, están surgiendo bolsillos de los sitios de mercado que ayudan a la aprobación de una nueva cultura sexual para las niñas. La etiqueta típica de las citas se reserva con una honestidad liberadora de lo que las mujeres pueden estar buscando. Si desea investigar su deseo de dominar, puede. Si desea conocer a alguien que disfrute de su cuerpo de gran tamaño, hay sitios dedicados. En realidad, sea cual sea el sabor o la práctica sexual especial, tanto las mujeres como los hombres se anuncian abiertamente para cumplir con las personas de ideas afines sin estigma adjunto.

Tome la escena fetiche, por ejemplo. Las niñas se encuentran con socios a través de sitios expertos y forman amistades con otras chicas en la escena fetiche en la medida en que están organizados bajo el código de vestimenta de A'Vanilla; ropa diaria en lugares comunes.

Nadie afirma que la revolución sexual ha dejado de girar. Es necesario desafiar y debatir problemas que afectan negativamente a las mujeres, según el reciente enfoque de los medios de comunicación en las mujeres que trabajan y tienen familias. Algunos incluso pueden decir que la antigua fuente de feminismo se ha extraviado. Sin embargo, en este mundo posfeminista, las mujeres afirman sin duda su sexualidad de maneras sin precedentes, saliendo del armario y lo hacían sin vergüenza por sí mismas.